Blog Thumb30
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Así lo demuestra un estudio reciente que ha producido un gran impacto. El trabajo del doctor Robach, publicado en el British Journal of Sports Medicine, pone en cuestión todas las teorías acerca del entrenamiento en altitud. 'Vive arriba y entrena abajo', éste era el axioma aceptado hasta hoy por los fisiólogos del deporte. Este nuevo trabajo de los médicos de la Escuela Nacional de Esquí y Alpinismo de Chamonix (Francia), lo pone en entredicho.

          El estudio ha investigado a 16 deportistas de especialidades de resistencia que durmieron durante cuatro semanas en cámaras de hipoxia. La investigación se hizo bajo el método doble ciego (ni el deportista ni el investigador sabían quién estaba durmiendo realmente en hipoxia y quién dormía a nivel del mar). Diez deportistas durmieron en condiciones de hipoxia similar a 3.000 metros de altitud y los seis restantes lo hicieron 'a nivel del mar'. Ninguno de ellos sabía en qué grupo estaba y todos realizaron sus entrenamientos a nivel del mar.

          Los resultados fueron sorprendentes. El estudio, en el que se tomaron también biopsias musculares, mostró que ninguno de los 16 deportistas mejoró su consumo máximo de oxígeno a la finalización del estudio. En la mitad de los que se sometieron a hipoxia sí se observó un ligero aumento de las cifras de hemoglobina, pero este aumento fue tan pequeño que no tuvo ningún impacto en el consumo máximo de oxígeno. Los investigadores de Chamonix explican en las conclusiones de este -impactante- estudio que el axioma 'vive arriba, entrénate abajo' carece de base científica por dos razones. La primera es que la capacidad oxidativa máxima del músculo no llega a verse beneficiada. Y la segunda es que, en el caso de que llegue a aumentar la masa total de hematíes (lo que sí sucedió en cinco deportistas), el incremento no es tan grande como para impactar en el transporte de oxígeno.

           Se trata de un gran estudio, rompedor, que va a cambiar conceptos, percepciones y hasta estrategias de entrenamiento. Podeis ampliar datos buscando en internet con el nombre del estudio, titulado: 'The role of haemoglobin mass on VO2 max following normobaric live-high-train low in endurance-trained athletes'.

Entrenar Rendir Musica
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Mp3, Mp4, Ipod, incorporan podómetros, complementos para llevarlos a cualquier parte, todo tipo de tecnología para la música y que nos acompañe siempre. Hoy día, muchas de las actividades físicas practicadas se realizan con música.

La inmensa mayoría de las actividades dirigidas de los centros deportivos tiene un telón musical de fondo, a todos nos es familiar la imagen de un corredor con auriculares escuchando música mientras entrena por la calle o el parque, y muchos atletas de élite afirman “sentirse más concentrados con su música favorita, aislados, focalizados". ¿Existe alguna razón fundamentada para ello? ¿Puede poseer la música un “efecto ergogénico”?

Leer más...
Statement 1
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Todos sabemos que el ejercicio físico produce, en mayor o menor medida un impacto, choque o golpe sobre nuestras articulaciones y huesos que también pueden medirse en términos de kilos de peso que el cuerpo soporta al correr en cada zancada, al caminar, saltar o trotar. También es sabido que dicho impacto es superior por razones conocidas en personas con sobrepeso. Seguidamente, te muestro el impacto ante el ejercicio que recibe el cuerpo de un individuo, para lo cual usamos factores de corrección para multiplicar el peso corporal de una persona así, determinar el impacto que recibe el cuerpo en cada zancada. Hemos elegido una persona "X" que pesa 100 kilos y se expresa el impacto en diferentes actividades.

Leer más...
Tendinitis Aquiles
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Cuando hay marcada una inflamación de un tendón hablamos de tendinitis. No en vano las lesiones del gemelo y tendón de Aquiles son de las más serias para el corredor.

Si son tratadas tarde o incorrectamente pueden cortar definitivamente cualquier trayectoria deportiva. La mayoría de de los estudios biomecánicos que han tratado esta vulnerabilidad, hablan de pobre riego sanguíneo que posee el tendón propiamente dicho. No hay realmente una fascia o cubierta que proteja el tendón, lo que existe es una zona peritendinosa a su alrededor que acapara la mayoría del riego de sangre. También se sabe que al estirar un tendón, la tensión aumenta tanto que reduce o estrangula el suministro sanguíneo, recuperando su normalidad al desaparecer dicha tensión. La carrera a pie produce un estrés tendinoso adicional: los múltiples choques que se realizan contra el suelo, debiendo ser obligatoriamente neutralizados por esta fuerte estructura.

Leer más...